miércoles, 13 de julio de 2016

Incrementa el poder de tu marca y tus ventas con la fuerza de los aromas

La nueva fuerza dentro del marketing es la poderosa influencia del olfato sobre nuestra percepción del mundo. El posicionamiento de marca por medio de sensaciones olfativas hace más fuerte la estrategia del branding sensorial.
La nariz humana es un órgano altamente sensible, capaz de distinguir hasta 10,000 aromas; tiene un poderoso poder evocativo para traer a nuestra mente recuerdos acumulados durante nuestras vidas. Siendo que el olfato es el sentido más ligado a las emociones, puede crear conexiones instantáneas entre una marca y nuestra memoria. Estudios de neuromarketing han arrojado que el 75% de nuestras emociones son activadas por estímulos olfativos.
Marketing Olfativo
La unión que tienen los aromas con las sensaciones de bienestar, las emociones y la memoria son puntos de anclaje que nos ayudarán a generar nuevas asociaciones, uniendo recuerdos de nuestros productos y marca con recuerdos según objetivos específicos: recuerdos de sensaciones y emociones emocionantes, relajantes, de elegancia, novedad o de energía. Con esto podremos influenciar el estado emocional y humor de nuestros clientes, para que sean más susceptibles a registrar la presencia de la marca e influenciar su comportamiento.

Como comparativa, el instituto Sense of Smell menciona que los recuerdos visuales de los consumidores caen a un 50% en los primeros tres meses, cuando los olfativos tienen un 65% de precisión después de un año.

El fenómeno de los efectos olfativos se ha canalizado en estudios científicos avanzados, que han derivado en el Aromarketing, la ciencia de los aromas para influenciar las decisiones de compra del consumidor. Sea para dar personalidad a un lanzamiento de producto o crear entornos de familiaridad con los que se identifiquen los clientes, ayudan a que se relajen y tengan emociones positivas que les invite a permanecer por más tiempo en el establecimiento. Al lograr conducirlos a un estado en el que son llevado más por sus emociones, podremos tenerlos en el punto ideal para estar abiertos a realizar compras no planeadas, que se reflejará en el gradual aumento de nuestros cortes.

No existen fórmulas globales. A cada estrategia, cada entorno, cada producto y cada tipo de cliente le corresponderá una combinación específica, la cual puede evolucionar o cambiar según temporada o reacciones registradas en sus períodos de aplicación.




Fuente: allsense.com.sg, us.moodmedia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario