viernes, 23 de noviembre de 2018

¡Que los olores no espanten a las visitas!



Si pones atención notarás que son muchos los olores que puedes encontrar en una casa: olor a tabaco, a pescado frito, basura, tierra, ropa húmeda, aguas residuales, comida podrida y varios más que son cotidianos, por lo que incluso podemos adaptarnos a ellos, y con el tiempo empiezan a pasar desapercibidos.

Sin embargo, esto no es lo correcto ni lo ideal. Aunque las actividades del diario en casa suelen implicar que de vez en cuando nos veamos expuestos a estos olores desagradables, es importante poner atención en los detalles del ambiente, ya que además de ser fétidos, los olores desprendidos por alimentos en mal estado o por la basura pueden repercutir en nuestra salud.

Los malos olores del hogar pueden tener orígenes variados, pero suelen tener un común denominador: la falta de higiene. Ya sea por descuido, falta de tiempo o malos hábitos, en ocasiones descuidamos la limpieza de los diferentes espacios de casa, provocando que se desprendan malos olores y se propaguen por todo el lugar.

Desde luego, lo más importante de esto, es evitar que los descuidos afecten tu salud y la de los tuyos. Sin embargo, otra de las afectaciones de una casa impregnada con malos olores, es el disgusto de quienes te visitan. Tus familiares y/o amigos no podrán encontrar tu casa como agradable si no se soluciona de raíz el problema del mal olor.

Para que esto no suceda, puedes empezar a tomar medidas tanto preventivas como correctivas, que son sencillas y prácticas, y que además te ayudarán a hacer de tu casa un espacio acogedor y agradable para estar. Por ejemplo, si acciones simples como la ventilación, el retirado de basura o el uso de limpiadores caseros no han sido suficientes, puedes empezar a pensar en otras opciones.

Se trata de eliminar para siempre los olores desagradables para garanizar la estancia placentera de tus invitados, y un espacio sano de desarrollo para ti y los tuyos, por eso: 
  • Utiliza vinagre de manzana como antimaterial y eliminador de malos olores
  • Revisa que las tuberías por las que corre agua no presenten fugas
  • Abre puertas y ventanas para ventilar tu hogar por lo menos dos veces por semana.
  • Evita mantener alimentos muy viejos o putrefactos en el refrigerador
  • Saca la basura cada dos días, como máximo.

Estos son algunas sugerencias que ayudarán a mantener limpio y con buen olor tu hogar. También puedes emplear desodorantes y aromatizantes de ambiente, que te ayuden a mejorar la esencia que se percibe al entrar a tu casa. La mejor opción es utilizar difusores de aromas para casa, que además de prácticos y sencillos de usar, son seguros, accesibles y fáciles de adaptar a todos los espacios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario