miércoles, 26 de septiembre de 2018

¿Cuál es el aroma ideal para mi negocio?


Imagina que recibes como obsequio el perfume más chic, que por su prestigiosa marca, elevado precio y delicada fragancia, es el más deseado: simplemente todos quieren tenerlo. Lo tienes en tus manos, lo hueles, te aplicas un poco, pero simplemente, no es para ti. ¿Te ha pasado?

Lo mismo sucede con el aromarketing: No se trata únicamente de tener el equipo más sofisticado, ni los olores más exóticos; definir cuál es el aroma ideal para tu negocio requiere dedicación y estudio.

Teóricos del aromarketing definen esta etapa como la creación de un odotipo, que se refiere al establecimiento y adopción del aroma que habrá de hacerte identificable, elegible y destacado entre tu público.

Recuerda que, aunque existen muchos elementos que pueden influir en la decisión de una persona, un buen olor hace la diferencia incluso desde el momento de decidir si entrar o no a una tienda.

Tomando en cuenta esto, te recomendamos seguir estos pasos para definir la mejor opción para tu negocio:

  1. ¿Cuál es tu razón? Para definir este punto, deberás hacerte algunas preguntas como ¿Qué olor quiero que los clientes relacionen con mi negocio? ¿Cuál es el sentimiento que quiero generar en ellos, y la experiencia que quiero que se lleven de mi local?
  1. Usa tu experiencia: Piensa en las imágenes, los sentimientos y las reacciones que te provoca pensar en determinados aromas, por ejemplo lluvia, dulce, madera, tierra: ¿Qué viene a tu mente? Anótalo.
  1. Define acciones: Cuando me visiten, quiero que mis clientes se sientan: soñar, mojar, viajar, saborear…Y define la intensidad: ¿Es intermitente o constante? ¿Es fuerte o ligero? Sigue anotando.
  1. Confirma tu elección: Una vez que le diste forma a la personalidad olfativa de tu negocio, date un espacio para despejarte y luego vuelve a percibir el aroma. ¿Es lo que esperabas? Si tu respuesta es positiva, ¡felicidades! Si no lo es, repite los pasos hasta lograrlo.
Como vimos, el tipo de olor que distinguirá a tu tienda será una decisión prácticamente personal. Para que hagas la mejor elección, te dejamos dos tips más:

Si deseas dar una impresión energética y juvenil, elige aromas cítricos. La esencia de naranja, mandarina, lima y limón pueden utilizarse en centros deportivos, parques acuáticos, gimnasios, bares, escuelas, museos y salas de lectura.

Para una personalidad suave, delicada y dulce, elige aromas florales. Los olores más populares de este tipo son el de lavanda, rosas, violetas y jazmines. Centros comerciales, casas de descanso u hoteles, clínicas de relajación y masajes, joyerías y perfumerías se verán beneficiadas con este estilo.  

Una imagen juvenil, dinámica y activa siempre estará acompañada de aromas frutales. Fresas, manzanas, cerezas y duraznos se asocian con lozanía y salud. Por eso se recomiendan para negocios de snacks, jugueterías, parques de diversiones, y tiendas de ropa y artículos para bebés, niños y jóvenes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario