miércoles, 26 de septiembre de 2018

El delicioso olor de una panadería


Pasas delante de una cafetería, pastelería o panadería e inmediatamente percibes el olor particular de estos establecimientos y decides entrar sin si quiera preguntarte si realmente te apetece el pan en ese momento. Seguro te ha sucedido.

El impulso casi irresistible generado en nuestro cerebro que nos lleva a comprar algo que de primera instancia no teníamos en mente, es lo que busca lograr el Aromarketing, una herramienta mercadológica que cada vez se utiliza en más y mejores maneras.

Aunque esta estrategia no es exclusiva de las panaderías, este mercado es uno de los que más éxito ha tenido al aplicar la estrategia del Aromarketing. En las panaderías se suele utilizar el aroma a chocolate con naranja, o bien vainilla, olores altamente estimulantes, asociados con el apetito, la calidez, y la cercanía con los seres queridos.

En tiendas de comida, el olor a pan caliente o a cacao colaboran en gran medida para lograr llenar el carrito de compras de los consumidores. El sentido del olfato tiene un gran impacto en el cerebro, logrando vincular cierto olor con una experiencia en particular.

El caso Dunkin Donuts

La empresa de donas internacional realizó una campaña de mercadotecnia muy peculiar y efectiva en Corea de Sur. Consistía en dispersar partículas con olor a café recién hecho en los autobuses en el momento en el que en la radio sonaba el jingle de la marca. Esta campaña, cuyo nombre fue “Flavor Radio”, dio como resultado un aumento del 29% en ventas, en los establecimientos de Dunkin Donuts cercanos a las paradas de camión.

El principal objetivo de utilizar el olor dentro de un establecimiento es el de despertar el apetito de los consumidores y lograr que no salgan del lugar sin adquirir uno de los productos en venta.

Sin embargo, el uso de los olores como estímulos de compra va mucho más allá. Podemos encontrar olores a chocolate o comida, por ejemplo, en las casas que están en venta, esto es para cuando un cliente potencial recorre la cocina de la casa perciba la calidez de un hogar, se sienta cómodo y se motive a cerrar el trato con el vendedor.

Hablando de otro sector, ¿has notado que normalmente la panadería de los supermercados se encuentra al entrar?, esto es porque esta científicamente comprobado que el olor a pan recién horneado despierta nuestro apetito, con lo que los visitantes al supermercado realizarán su recorrido con hambre y seguramente aumentarán sus compras.

La clave del Aromarketing es forjar una conexión entre la marca y una esencia única que los usuarios asocien con experiencias positivas. Así como las empresas tienen su logotipo, slogan y hasta jingle, el olor característico de las marcas logrará, junto con las técnicas de promoción y mercadotecnia correctas, estimular el cerebro de los consumidores para mejorar su experiencia de compra y relacionar la marca al olor que están percibiendo, incluso si no se encuentran dentro de su establecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario