miércoles, 26 de septiembre de 2018

Las tiendas de decoración también deben tener un aroma


El olfato tiene una capacidad enorme de evocación de memorias y sensaciones, porque asociamos los olores con experiencias emocionales y la razón no interviene en este proceso. Por esto, el olfato ofrece un potencial tremendo como herramienta de comunicación.

Para animar la compra y asegurarse de que los clientes regresen al negocio, hay que crear ‘momentos positivos’ y ofrecer en el local una experiencia diferente, puede ser desde la atención al cliente hasta el olor del local.

Hace diez años un aparador o vitrina junto a la banqueta del local eran la principal herramienta de comunicación del negocio con sus consumidores y sus clientes potenciales. Hoy, con la introducción de las nuevas tecnologías, las cosas han cambiado bastante, incluso en la forma de presentarle al consumidor un producto o servicio.

Así que ya no solo se trata del “qué”, las personas al frente de las organizaciones deben tener como objetivo primordial generar experiencias agradables y memorables para el comprador, que le hagan sentir que el negocio es una opción diferente.

Siguiendo con los cambios, las tiendas de decoración no se han quedado atrás, pues se han dado cuenta de que los consumidores prefieren aquellos negocios que ofrecen atención personalizada y exclusiva.

Las demandas de los clientes son cada vez mas exigentes porque están deseosos de que el producto que van a adquirir, es decir, la decoración para su evento o su hogar, sea original y única. Por esto no se deben perder detalles de las preferencias de los clientes.

Incursionando en el campo del Aromarketing, los negocios de decoración han descubierto la forma de incrementar la experiencia positiva de sus clientes utilizando olores a vegetación, flores o tierra mojada en el área para decorar exteriores, así como aroma a chicle, dulces o chocolate para ambientar áreas infantiles. El olor a pastelería o cafetería quedará excelente en el departamento de decoración y repostería, así como el olor a limpieza y frescura en las telas.

¿Qué estamos buscando con esto? Tomando en cuenta que los seres humanos recordamos el 35% de lo que olemos, con estos olores despejaremos las dudas de nuestros clientes acerca de si deberían o no adquirir nuestros productos, convenciéndolos de realizar la compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario