lunes, 25 de mayo de 2020

La atracción tiene un aroma




La ciencia ha demostrado que las personas se sienten atraídas por la marca especial del olor humano de otras personas. Suena extraño, pero de vez en cuando, podemos toparnos con un olor químicamente compatible y quedar prendados en un fenómeno que llamamos atracción por el olor corporal.

No existe consenso en la comunidad científica acerca de si los humanos secretan feromonas de la misma manera que los animales. Lo que es cierto es que algunas marcas de fragancias intentan embotellar feromonas sintetizadas con la promesa de que le ayudará a atraer a una pareja.

La atracción o falta de atracción que experimentamos a causa del olfato, vienen del sistema olfativo y no de un órgano vomeronasal como es el caso de los animales y que lo usan para detectar las feromonas que secreta.

Entonces, mientras algunos animales en celo levantan la cola y emiten señales feromonales córneas, evolucionamos de manera ligeramente diferente.

Se cree que en los humanos la atracción olfativa sucede al nivel del sistema inmunológico. Una persona tiende a reaccionar mejor a un olor que no está adulterado por productos artificiales de cuidado personal.

Cuando nuestro sistema inmune reacciona con el olor de una persona, genera una respuesta que explica la atracción natural que sentimos. No importa si lo que se secreta son feromonas u otra cosa, pero la atracción hacia otra persona es innegable.

También es cierto que la secreción de sustancias es dinámica, por ejemplo, las mujeres emiten y perciben diferentes olores dependiendo de su ciclo de ovulación, y los hombres se sienten atraídos por este llamado biológico. El cerebro y el sistema olfativo son muy complejos, por lo que es probable que haya muchos factores en el proceso de la atracción entre personas.

El tema de la atracción por olor es un área de estudio muy interesante que nos proporciona indicadores acerca de porque nos sentimos atraídos o repelidos por ciertas personas.

No estamos diciendo de ninguna manera que si deja de observar las reglas de higiene y guarda el desodorante encontrará una pareja, pero entender esta conexión resulta interesante y nos proporciona una perspectiva acerca de los alcances de nuestro sentido del olfato y como está conectado a nuestro cerebro y afecta nuestro comportamiento.

La próxima vez que sienta atracción por una persona y diga “huele rico” ya sabe todo lo que su cerebro está haciendo para juntarles.


Para conocer más sobre sanitización de espacios, aromas y difusores visita nuestra página www.fridmans.comTambien podrás encontrar aromatizante para casas y tiendas, con los mejores aromas.

                                        

1 comentario: